26 agosto 2006

The health and happiness show (parte II)

Bueno, para continuar con esta serie, aquí va un artículo que repite todas las falacias con las que los vegetarianos tratan de justificar su dieta aberrante, mechado con mis comentarios:

La Carne : Una Cuestion de Vida o Muerte
Hechos que no suelen escucharse respecto a la carne, comida anhelada para muchos.
(Por Antokondai Navarro y Altultau Carmona)
"! Estás loco!...¿Si no comes carne, entonces qué comes?". Esta es la pregunta más frecuente que hacen las personas a los vegetarianos.

Porque los vegetarianos no son personas, nótese que los mismísimos autores lo reconocen.
Pero, fuera de broma, nunca se me ocurriría preguntarle qué come a alguien que me dice que es vegetariano, si ya me lo dijo: come vegetales. Por qué come vegetales y se hace daño a su organismo es una pregunta que le haría, pero sólo si antes me agredió con sus críticas a mi alimentación omnívora. Pero incluso así tampoco. Para qué pelearse con alguien que está cegado en su fanatismo y no va a entender ni jota de lo que digo (por eso, este artículo está dirigido a los omnívoros como yo).


Sea por costumbre, por ignorancia de sus efectos adversos o simplemente por gusto, la carne, en cualquiera de sus formas (res, pollo, cerdo, pescado) sigue siendo el negocio más seguro y rentable, en tanto que es el componente infaltable de la mesa familiar.


O sea por costumbre, por ignorancia de sus efectos adversos o simplemente por gusto hay gente que come exclusivamente vegetales y hay gente que hace un rentable negocio vendiendo falacias naturistas. En cuanto a que la carne es el componente infaltable de la mesa familia, que vayan a decirle eso a los pobres que tienen que ser vegetarianos por necesidad y no por decisión propia.

El primer y más popular mito es que "sin carne no se puede vivir".


Es verdad, se puede vivir sin comer carne. Pero también se puede vivir sin un riñón, sin un pulmón, sin los ojos, sin piernas, sin orejas, sin manos, sin (¿sigo?), y sin embargo lo más recomendable y saludable es tratar de mantener todas las piezas originales desde el principio al fin de nuestras vidas.
Como dice Marvin Harris en "Bueno para comer": "aunque la vida puede sustentarse en alimentos vegetales, el acceso a los de origen animal asegura la salud y el bienestar mucho más allá de la mera supervivencia"


Sin embargo, lo cierto es que es precisamente la carne la responsable de gran parte de las enfermedades y muertes en el mundo.


¿Cómo? ¿No eran los médicos la responsable de gran parte de las enfermedades y muertes en el mundo?
Hablando en serio, si bien es cierto que el exceso de carne puede producir diversas enfermedades e incluso la muerte, también es cierto que el exceso de agua puede producir la muerte y, sin embargo, nadie anda hablando mal del líquido elemento (bah, conociendo a los charlatanes, seguro que hay alguno por ahí que sí prohibe el consumo de agua).


De acuerdo al Centro de Control de Enfermedades, en Estados Unidos la mayor causa de muerte (30.3 por ciento) se produce por problemas cardíacos ocasionados por el endurecimiento de las arterias debido básicamente a las grasas saturadas que contienen las carnes y productos animales.


Lo dicho. El exceso de lo que sea es nocivo.
Aparte, ese estudio habla del consumo de carne en EE.UU., gente que no sólo no sabe comer (je je) sino que tiene hábitos alimentarios muy particulares que no se aplican en otras partes del mundo. La ingesta de huevos "recomendable" para un enfermo de colesterol según las recomendaciones norteamericanas es de dos por día, cantidad absurdamente alta para, por ejemplo, la Argentina (nadie come tanto huevo)


El gran justificativo para el consumo de carnes es la necesidad humana de proteínas y hierro, elementos encontrados en la carne. Sin embargo, cualquier tabla de alimentos deja en claro las ventajas nutricionales del consumo de granos (lentejas, frijoles, garbanzo, soya) en comparación al de las carnes.


Mentira. Los alimentos de origen animal son proteínas en un 14 a 40 % de su peso mientras que en los vegetales cocidos el contenido proteínico va de 2,5 al 10 % de su peso. Sólo la soja, las nueces y los maníes (cacahuates) tienen tantas proteínas como los alimentos animales y, aún así, (excepto la soja) la calidad de estas proteínas es significativamente inferior a la de los animales.
La proporción de los aminoácidos esenciales presentes en los vegetales y el organismo humano son muy diferentes y eso hace que su utilidad para la formación de proteínas se agote más rápidamente, ya que los aminoácidos esenciales que menos abundan en las plantas son los que más necesita el organismo humano.
Obviamente, si los alimentos vegetales se combinan de cierta forma (por ejemplo, comer simultáneamente cereales y legumbres) su proporción de aminoácidos esenciales aumenta, pero aún así no es comparable a la que se puede obtener por medio de alimentos de origen animal.
O sea, para obtener la misma cantidad de proteínas uno tiene que consumir cantidades mucho mayores de alimento vegetal que de alimento animal.


Por ejemplo, una libra de garbanzo aporta la cantidad de hierro de 3 libras de carne de res.


Bullshit.
Y aunque sea cierto, no aporta otras proteínas que el ser humano necesita.


Sin embargo, la diferenciaestá en el estado de putrefacción en que ya se halla la carne cuando se la consume. Una vez que las células de cualquier cuerpo dejan de recibir oxígeno y mueren, se activa sustancias (calaberina, putrefactina, creatina y creatinina) encargadas de acelerar la descomposición del cadáver. Este proceso no se puede parar ni siquiera congelando la carne a altas temperaturas y su consumo –semanas, meses o años después que el animal ha muerto– produce intoxicación sanguínea y envejecimiento celular, causantes ambos de un sin número de enfermedades.


Mentira, mentira, mentira.
Me gustaría saber qué son la "calaberina" y la "putrefactina" (probablemente los delirantes que escribieron el artículo se refieren a la cadaverina y putrescina, dos sustancias reales que sí se originan en la descomposición de todo cuerpo animal). La creatina y la creatinina son dos sustancias orgánicas naturales que genera el cuerpo y que sirven para darle energía a los músculos.
Por otro lado, ¿los vegetales no se pudren?


Por otro lado, el uso –y abuso– de la Ingeniería Genética en los últimos 20 años, ha generado la manipulación genética de los espermas y óvulos de los animales a fin de adquirir sementales con mayor peso y fertilidad y favorecer, así, una mayor producción.

Esteee... ¿Y los vegetales transgénicos?
Mi ignorancia sobre el tema me impide saber si esto es cierto o no, pero me parece que es mentira, o una tergiversación. Y, aparte, lo que describen es lo que ha venido haciendo la Humanidad no desde hace 20 años sino desde hace 6000 años o más, la manipulación genética de los animales para obtener mejores crías. Eso se llama ganadería. Y agricultura es la manipulación genética de los vegetales, gracias a la cual los imbéciles... digo, los vegetarianos pueden disfrutar del maiz (una planta que, en estado salvaje, da unos choclitos de morondanga).

Con el objetivo de acelerar artificialmente el crecimiento animal y intentar su conservación después de muerto, el 99 por ciento de la producción de carnes utiliza antibióticos y hormonas (tetraciclina, penicilina, sulfamida, nitrofuranos, clem-buterol, BST, etc.), inyectadas en los animales desde las primeras horas de su nacimiento hasta poco antes de su comercialización.

Mmmm, puede ser, no sé. Suena conspiranoico o a "un cuñado de un primo de una tía de una compañera de trabajo del hermano de la chica de la otra cuadra conoce a un tipo que tiene un amigo que trabaja en un criadero de pollos y le contó que las cosas que le ponen a los bichos son de no creer, vea".Pero la pregunta acá es si está mal que le coloquen antibióticos y hormonas a la carne o no. Digo, ¿es tan mala la penicilina?

Esta aceleración del crecimiento queda registrada en los genes del animal y se transfiere al hombre, a través del consumo, generando la propia alteración hormonal humana.


Mentiras. Y, de todos modos, lo mismo se puede decir de los vegetales transgénicos (de hecho, otros naturistas lo dicen), así que el problema no es la carne sino el modo de producción industrial de los alimentos, cualquiera sea su origen.
Si esto fuera cierto revolucionaría la biología. Y si esto fuera cierto entonces uno heredaría las características de lo que come (en el caso de los vegetarianos es cierto, gracias a su dieta se convierten en unos nabos, unos perejiles y unos zanahorias que se meten en cada berenjenal tratando de justificar lo injustificable).


Aunque para muchos el consumo de carne es propio de la naturaleza humana, lo cierto es que ni fisiológicamente estamos diseñados para procesar las carnes. Una primera prueba son los dientes que tenemos, aplanados como los de los animales herbívoros y diferentes de los punteaguados caninos de los animales carnívoros, útiles para desgarrar la carne.
De igual modo, el sistema digestivo de estos últimos mide de 3 a 6 metros. Es decir que es tres veces más corto que el humano (9 a 11 metros), lo cual permite que las toxinas de la carne en estado de putrefacción se an eliminadas rápidamente, sin contaminar la sangre del animal carnívoro (cosa que si sucede en los humanos).

Graaaaaaaaaaaaaaaaaaaan mentira. Somos, como el resto de los primates, animales omnívoros. Todos los primates no sólo comen carne sino que la prefieren.
De hecho, una de las razones de nuestra evolución es que venimos de simios que se adaptaron a la caza (en vez de ser carroñeros/cazadores ocasionales como nuestros parientes). Recomiendo leer "Nuestra especie" de Marvin Harris o "El mono desnudo" de Desmond Morris.


Debido a los cientos de investigaciones científicas que han demostrado la relación de las carnes con enfermedades como el cáncer, arteriosclerosis y problemas cardíacos y cerebrales, miles de médicos y nutricionistas en el mundo insisten al cambio de hábitos alimenticios, eliminando o, por lo menos, reduciendo al máximo el consumo de carnes.


Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa.
Como somos omnívoros, necesitamos comer ambos tipos de alimentos, y, como en condiciones naturales y pre-modernas, la carne es difícil de conseguir, esta tiene que estar en proporciones menores que los vegetales. Eso es una alimentación sana, el resto es bullshit.


Sin embargo, mas allá de los problemas al nivel físico en cuanto al consumidor, están también las afecciones al nivel psíquico. Un paseo por los mataderos puede dar una idea del grado de miedo, dolor y violencia que experimentan los animales antes de morir. Estos sentimientos luego de pasar a la sangre y generar el incremento en la adrenalina, se registran en los tejidos del animal.


La gran falacia. Podemos sentir más empatía por un animal que un vegetal porque los primeros se parecen más a nosotros y podemos interpretar mejor su sufrimiento. Pero, la verdad es que no sólo no sabemos si los animales sufren cuando los matamos sino que tampoco sabemos si los vegetales sufren cuando los cosechamos


El consumo de esta carne, sumado a los procesos como los de inyección de hormonas y el largo tiempo de congelación, explicará en gran medida los comunes problemas de inestabilidad emocional que se reflejan a través de la depresión y la agresividad.


Vuelvo a lo mismo. Todos los vegetales que están en los supermercados tienen hormonas, pesticidas y han sido congelados. El problema es el modo industrial de producción, no el origen del alimento.
Y me gustaría conocer el malabarismo dialéctico con el que unen los conservantes con la depresión y la agresividad en una relación de causa y efecto. En serio. En serio. En serio. Debe de ser para descacharrarse de la risa.


Situación contraria ocurre con las frutas, verduras y legumbres frescas, cuyo consumo se ha asociado con personas más equilibradas y menos violentas.


Claaaaaaaro, sí, cómo no. Hitler era vegetariano.
(bah, en realidad no lo sé con certeza, posiblemente sí lo era. De cualquier manera, es un buen argumento para taparle la boca a los vegetarianos que asocian dieta con caracter aunque no sea 100% cierto. Al fin y al cabo, si ellos mienten como cochinos uno puede meter un dato que puede o no puede ser del todo verdad)


Lo cierto es que el argumento de los autores de este escrito es "los que hacen lo que condenamos son gente mala, violenta, loca y fanática de Luis Miguel, mientras que los que hacen lo que decimos son gente de lo más lindo, vea", cuando, en realidad, hay vegetarianos que son pacíficos y otros que son violentos, al igual que hay omnívoros pacíficos y violentos. El tema de lo pacífico y lo violento pasa por otro lado.


Incluso, al nivel religioso, diversos libros sagrados han condenado el consumo de carnes. Entre ellos la misma Biblia hebrea que reza: "Mejor es la comida de legumbres donde hay Amor, que de buey engordado donde hay odio"(Proverbios 15: 17)


Mentira. Salvo casos aislados de santos, eremitas y otros delirantes, ninguna religión condena el consumo de carnes. Los hindúes y budistas comen carne (no de vaca [e, incluso, esto es verdad absoluta sólo en la casta sacerdotal], pero sí de aves, pescados, cordero, cerdo y demás), además de muchos alimentos de origen animal (leche, huevos, etc.)
Y lo que el proverbio dice es otra cosa. Dice "Es mejor una comida poco alimentica y económica pero hecha con amor que una muy alimenticia y lujosa hecha con odio".
O sea, lo mismo que decía la nonna al traer la pasta asciutta.


Esto último tiene relación con la misma vitalidad física y energética de los vegetales al momento de introducirlos en la sangre,


Mal los veo si introducen vegetales en la sangre.


a diferencia de las células muertas provenientes de las carnes responsables de alterar el electromagnetismo natural del cuerpo.


Ah, claro, como si las células de los vegetales cosechados estuvieran vivas. Y si las células de la carne están muertas no pueden ser responsables de nada porque ¡están muertas!
Aparte, ¿tiene electromagnetismo el cuerpo? ¿Y por qué los vegetales no lo alteran? ¿Porque son más verdosos?


Las presiones que ejerce la millonaria industria cárnica sobre la sociedad a través de la publicidad no son, sin embargo, los mayores obstáculos para vivir mejor. Son mas bien las costumbres y los arraigados hábitos los que hacen que algunos prefieran incluso "morir" antes que abandonar su ingrediente favorito.


Creo que he visto más publicidades fomentando el vegetarianismo que el consumo de carne, pero, bue, hace tanto que no veo canales de aire que ya no sé qué hay en la tanda.
Y lo mismo vale para el vegetarianismo: muchos prefieren morir antes de abandonar una dieta errónea basada en mentiras.


En otras partes del mundo, sin embargo, el vegetarianismo no requiere tanto sacrificio. En la India, por ejemplo, país que representa la quinta parte de la población mundial, la mayoría de los habitantes son vegetarianos.


Ya lo dije. Mentira. Los hindúes no son vegetarianos, son pobres.


Sea por motivos religiosos, ecológicos o de salud, lo cierto es que esta antigua opción alimenticia cobra cada día mayores seguidores a nivel mundial, al punto de que va dejando de ser una "cosa de locos" y comienza a ser una cuestión de vida o muerte.


Me gusta eso de que "esta antigua opción alimenticia cobra cada día mayores seguidores". Sí, cada día cobra las vidas de más seguidores.


(Los Maestros Antokondai Navarro y Altultao Carmona son médico y nutricionista, respectivamente, provenientes del Monasterio Vegetal Sakroakuarios, en Colombia).


Sí, el Monasterio Vegetal Sakroakuarios, donde están el abad Nabo, el padre Puerro, el hermano Zanahoria y sor Hongo.
(y antes de que alguien se me quiera hacer el vivo, sí, en este monasterio son más papistas que el Papa)


Ahora, yo me pregunto, si estos dos transfugas son médico y nutricionista, repectivamente, ¿cómo pueden no saber que la creatina y la creatinina son sustancias que produce nuestro cuerpo? ¿Y cómo pueden hablar de "calaberina" y "putrefactina"?


¡Por favor!


Si quieren leer la versión original (hay gustos pa' todo, vea) pueden hacerlo aquí