05 julio 2012

Mensajes equívocos

Desde el 29 de junio, en el Centro Municipal de Exposiciones de la Ciudad de Buenos Aires se exhiben las reliquias de Juan Pablo II, que, por lo que pude ver en el sitio oficial, van desde obras de arte hasta las pantuflas del cura. Pero eso no es lo que me interesa señalar, sino el título de la muestra: "No tengan miedo"

¿Por qué hemos de tener miedo? ¿Tan terroríficos son los recuerditos del chabón que me previenen antes de entrar? ¿O acaso el cadáver también es parte de la exhibición?

Y hablando de calefones, otro mensaje equívoco lo transmite la Iglesia Universal de Dios en el aviso que pusieron en las lunetas traseras de los colectivos porteños. Lamentablemente no pude conseguir foto, pero dice así:

¿Cree en milagros? ¿Cree en Dios? ¡PARE DE SUFRIR!

Y me llama la atención porque no puedo estar más de acuerdo con esta gente: ¡Pare de sufrir por albergar esperanzas vanas y creencias injustificadas! ¡Deje de creer Dios y en los milagros! ¡Use su inteligencia! ¡Aplique el pensamiento crítico! No le puedo asegurar que vaya a ser feliz, pero al menos le puedo prometer que va a ser miserable por razones válidas y no supersticiones primitivas.

Sí, ya sé que la intención de ambos mensajes es otra y que quisieron decir otra cosa, pero me resultaron interesantes los equívocos que implican ambas frases.