20 junio 2012

En una nube de pedo

El comercial es viejo y seguro casi todos lo han visto, pero por las dudas alguien viva en un calefón (o fuera de la Argentina, bah), lo pego aquí:



Y la verdad es que me irrita bastante, no sólo como espectador "normal" sino como (ex) creativo publicitario.
¿En qué carajo estaban pensando cuándo lo hicieron?
Digo, supuestamente el chabón es el representante del público objetivo del producto, ¿no?
O sea, según esta publicidad el bebedor ideal de Quilmes Lieber es un joven profesional que se casó con una vividora descerebrada y que, en cuanto se libera de la bruja, hace las mismas pelotudeces que un borracho pero estando sobrio.

No sé, nunca tuve la oportunidad de hacer un comercial de cerveza, y si bien recuerdo cuán complicado es lidiar con la gente de marketing y los clientes no basta para contrarrestar mi desconcierto al ver este (y otros, porque no es un caso aislado en la tanda) engendro.
¿O será que yo ya soy un fósil viviente de una época publicitaria en la que uno no pintaba como un imbécil al potencial consumidor del producto a publicitar?