27 mayo 2012

Street art modelo 86


En 1986, como claramente puede verse en la firma, la municipalidad de Buenos Aires decidió cubrir con murales las paredes de casas demolidas por una inconclusa autopista de Cacciatore, y uno de esos murales, el que se ve en la foto, lo hice yo.
Estaba en Holmberg y Olazabal, en Coghlan, y ya no está más. Lo comprobé el otro día, aunque suponer que algo iba a permanecer a salvo de graffiteros durante 26 años en esta ciudad era pecar de una ingenuidad soberbia. De hecho, cuando saqué la foto, unos días después de pintado, ya había sido ligeramente vandalizado por algún niño/a con un lápiz (en el "hombro" largo, bajo los cuadritos, hay unas rayas que yo no hice). Y si vamos al caso, tampoco el baldío donde estaba el mural se salvó del boom inmobiliario porque algo están construyendo allí. O sea, he aquí una imagen de un Buenos Aires que ya no existe.

Y sólo por hinchabolas, porque quise probar cómo ponerlo, un Google Map de la ubicación del mural.