14 abril 2010

La pedofilia no es el amor a las ventosidades

Los curas son graciosos. Día tras día les descubren casos de pedofilia y no sólo no se se hacen cargo de nada sino que se mandan declaraciones como las de Tarcisio Bertone, secretario de Estado del Vaticano:

Han demostrado muchos sicólogos, muchos siquiatras, que no hay relación entre celibato y pedofilia. Pero muchos otros han demostrado, y me han dicho recientemente, que hay relación entre homosexualidad y pedofilia

La primera parte de la afirmación, que no hay relación entre celibato y pedofilia, bue, sí, es cierto una cosa no implica a la otra y se puede ser una cosa sin ser la otra pero, parafraseando a los Auténticos Decadentes, "el celibato no hace a la pedofilia pero cómo ayuda"*.
Lo que más me llama la atención es la segunda parte, cuando afirma que "hay relación entre homosexualidad y pedofilia". Y no sólo por lo discriminatorio de afirmar implícitamente que los homosexuales son pedofilos sino porque, aparentemente, para este señor que un varón heterosexual adulto tenga relaciones sexuales con una niña no es pedofilia sino lo que Dios manda.
Bue, al fin y al cabo, el mismísimo YHVH violó y embarazó a una adolescente judía hará cosa de unos 2000 años, así que no sé de qué me sorprendo.



* En realidad la canción de los Decadentes dice "El dinero no es todo, pero como ayuda". Sabrán perdonar la licencia en la paráfrasis.