26 marzo 2008

Charlie: una cancioncita evolucionista de Chumbawamba

En "The boys bands have won"*, el último disco de Chumbawamba, hay una alegre cancioncilla llamada "Charlie" basada en una melodía tradicional y que está dedicada a Charles Darwin y en contra de los promotores del diseño inteligente.
Dice así, traducida y de corrido:


Toda la naturaleza estaba en su lugar gracias a la mano del diseñador y viene nuestro Charlie y hace girar al mundo desde aquí hasta Asia Menor. Entre el ornitorrinco y la perfecta Afrodita viene Charlie con el pulgar oponible para cuestionar al Todopoderoso.
Cruzando el río y el mar, atravesando truenos y tormentas santas, fijá el curso rumbo a un nuevo y valiente mundo de sentido común y asombro.
Vean al presidente bailarín, al congresista y al maestro, saltando al ritmo del acaudalado predicador del medio oeste. Charlie viene con un nuevo baile, vení a la pista y seguí la música, encontrate pareja y nos balancearemos rumbo al mañana.
Cruzando el río y el mar, atravesando truenos y tormentas santas, fijá el curso rumbo a un nuevo y valiente mundo de sentido común y asombro.
Armados con la verdad estamos saliendo, vení y unite a la fiesta mundial, llená tu vaso y enfrentá al mundo, hagamos un brindis por Charlie.
Cruzando el río y el mar, atravesando truenos y tormentas santas, fijá el curso rumbo a un nuevo y valiente mundo de sentido común y asombro.


Y no se olviden de leerla en Radar, dentro de tres meses y sin decir que fue tomada de aquí.




* En realidad el disco se llama "The boy bands have won, and all the copyists and the tribute bands and the TV talent show producers have won, if we allow our culture to be shaped by mimicry, whether from lack of ideas or from exaggerated respect. You should never try to freeze culture. What you can do is recycle that culture. Take your older brother’s hand-me-down jacket and re-style it, re-fashion it to the point where it becomes your own. But don’t just regurgitate creative history, or hold art and music and literature as fixed, untouchable and kept under glass. The people who try to ‘guard’ any particular form of music are, like the copyists and manufactured bands, doing it the worst disservice, because the only thing that you can do to music that will damage it is not change it, not make it your own. Because then it dies, then it’s over, then it’s done, and the boy bands have won" ("Las bandas de muchachos ganaron, y todos los copiones y las bandas de tributo y los concursos televisivos de talento ganaron, si dejamos que nuestra cultura se forme con mimetismo, ya sea por falta de ideas o por respeto exagerado. Nunca deberías tratar de congelar la cultura. Lo que podés hacer es reciclar la cultura. Tomá la chaqueta que dejo tu hermano mayor y reformala, rediseñala al punto de que se vuelva tuya. Pero no regurgites la historia creativa, o mantengas al arte y a la música y a la literatura como algo fijo, intocable y que debe de estar en una vitrina. La gente que trata de "proteger" cualquier forma particular de música están, como los copiones y las bandas prefabricadas, haciéndole el peor servicio, porque la única cosa que le puede hacer daño a la música es no cambiarla, no hacerla tuya. Porque es ahí cuando muere, cuando se acaba, cuando se termina, y las bandas de muchachos ganaron"), pero es un título muy largo para decirlo de corrido.