29 octubre 2007

25 octubre 2007

Este sábado, prenda la radio

Sí, porque voy a estar en el programa Sabores de Buenos Aires, que conduce Victor Ducrot en Radio de la Ciudad (AM 1110 o http://www.radiodelaciudad.gov.ar/, si lo quieren escuchar online).
Yo voy a estar el sábado 27 de 12 a 14 y voy a estar hablando de la comida en relación con la historieta y las series de TV. Sí, suena extraño, y lo es, lo es. Pero también va a ser divertido y vaya uno a saber adónde lo lleva la charla.

Así que ya saben, el sábado 27, a las 12 del mediodía, pongan Radio de la Ciudad y escúchenme hablar de cosas aparentemente no relacionadas en modo alguno.

Duró poco por supuesto.

Ni llegó a asumir Luis Rodríguez Felder. Parece que hizo tantos papelones mediáticos que lo bajaron del cargo.
Esto no quiere decir que Macri vaya a apoyar la cultura, por supuesto.
Esto no quiere decir que los curas vayan a dejar de meterse donde no los llaman, por supuesto.
Esto sólo quiere decir que hay que estar atentos a lo que hagan y no dejarles pasar una.
Por supuesto.

24 octubre 2007

¡Por supuesto!

El domingo pasado salió en Página/12 un reportaje a Luis Rodríguez Felder, es decir, a quién va a ser ministro de cultura del gobierno de Macri.
Qué sé yo, que el tipo sea un perfecto desconocido cuyo únicos contactos con la cultura son tener una editorial de cocina y bricollage y estar casado con una pintora con muy buenas amistades me tiene sin cuidado, al fin y al cabo nada de eso le impide hacer una buena gestión.
Lo que me llamó la atención y motivó esta entrada es cómo comienza uno de los recuadros de la nota, llamado La vida canadiense. Pregunta el periodista y responde el futuro ministro:


–¿Usted es católico?
–Por supuesto.


¿Eh? ¿Cómo dice?
¿"Por supuesto"?
¿Por qué "por supuesto"?
Esa pregunta admite un montón de respuestas que no resultarían irritantes: "Sí", "No", "A veces", "¿Por qué pregunta?", "Eso a usted no le importa", "A mí sin mayonesa", no sé, cualquier cosa menos "por supuesto".
Y, sin embargo, el futuro ministro de cultura de la Ciudad de Buenos Aires contesta "Por supuesto", como si la pregunta fuera absurda y la respuesta obvia, como si el estado natural y normal del ser humano nacido en estas latitudes es ser católico, como que quien no es católico es un ser aberrante, una anomalía, una desviación de lo correcto.
El futuro ministro de cultura de la Ciudad de Buenos Aires.
Por supuesto.
Por supuesto.
Por supuesto.

Sí que va a estar bueno Buenos Aires.
Por supuesto.

Un cuento mío en Sinergia

En Sinergia salió un cuento mío, ¿Qué se puede hacer salvo ver películas?
Y esto es lo que dice de mí la presentación del número:


¿Saurio necesita ser presentado? En el número anterior alardeamos de que Sinergia se propone descubrir qué se escribe en las fronteras del campo narrativo, en el límite de la inventiva y la experimentación. Todavía no nos pusimos de acuerdo acerca de lo que escribe Saurio, pero estamos seguros de que es un genuino sobreviviente de una colisión de géneros, un iconoclasta sin patente de corso (aunque si tuviera patente no sería iconoclasta) y un pendenciero del tráfico de surrealismos y los brulotes inclasificables. “¿Qué se puede hacer salvo ver películas?” no es la excepción que pone a prueba a la regla, sino exactamente lo contrario. Otra vez apostamos al riesgo y nos jugamos hasta la ropa interior.


¿Qué tul?

22 octubre 2007

¿Qué ves cuando me ves?

El otro día, en el blog Magonia de Luis Alfonso Gámez, leo una entrada con un interesante ejemplo de pareidolia, o sea, eso que hace que uno vea conejitos en las nubes o caras en las manchas de humedad o vírgenes en las tostadas o cristos en las puertas o, como es el caso de esta foto, un papa en el fuego.

Ahora bien, yo en el fuego no veo a Juan Pablo II sino a Jim Carrey interpretando al conde Olaf en "Una serie de eventos desafortunados". A las pruebas me remito (las imágenes han sido espejadas para coincidir con la del fuego):


Bueno, sí los pelos no están en la posición correcta y el mentón y la barba son un poco más prominentes pero tampoco el papa coincide punto a punto con la llamarada y...
Está bien, ¿quieren que no sea el conde Olaf? No lo es, pero nadie me puede negar que es un tipo de perfil con una frente bastante amplia (para no decir que está perdiendo las chapas por adelante) y una melena alborotada por detrás.

¡Ey! ¡Güeitaminut mister posman! Que lo que se ve en el fuego es un ser vampírico, un engendro del infierno:

Mmmmm... esa cara me resulta conocida... sí, si uno le agrega unas alitas de murciélago en la espalda y lo dibuja un poco mejor tiene a... ¡Batfink!


El punto es, el tipo que sacó la foto vio al papa porque quiso ver al papa. Yo vi al conde Olaf, a un pelado con melena, al niño murciélago y a Batfink. Supongo que alguien podrá ver a Abelardo de Plaza Sésamo, o a Krishna, o a San Cristobal cruzando las aguas o a la tía Josefina sirviendo el té con scones.

Pero ya está, alguien dijo milagro y muy pronto tendremos estampitas del santo patrono del Alzheimer.

PD: Sí, el título es demasiado obvio. Debería haberle puesto "Sacando las papas del fuego", o "Sacando al papa del fuego". En fin, no se puede ser brillante las 24 horas del día (y mucho menos en las 24 de la noche).

04 octubre 2007

La hamaca embrujada: El informe del hecsperto


Lo que están viendo es el informe que el parpasicólogo le presentó al intendente de Fermat. Lo encontré aquí. Dice casi lo mismo que ya comenté en la entrada anterior, pero si quieren leerlo fíjense en la ampliación que encontré acá

¿Deberé señalar todas los groseros errores de acentuación que tiene el texto, errores que cambian el sentido de lo que supuestamente dice?
¿Y las incongruencias de número?
¿Y la pésima redacción?

¿O sólo deberé señalar que el parpasicólogo tiene matrícula N° 2857? ¿Podremos inferir que hay otros 2856 tipos más recibidos en la Universidad de Putonia?

¡Omaigod!

La hamaca embrujada: ¡Encuentran una hecspelelicasión al mesterio!

Sí, queridos lectores, por fin tenemos una explicación certera de por qué se mueven la(s) hamaca(s) en Firmat.
Salió publicada el miércoles 3 de octubre (sí, ayer) en Rosario3.com:


Un parpasicólogo descartó que el movimiento del columpio tenga que ver con fenómenos energéticos y relacionó el episodio con prácticas de magia. Para Carlos Torres, intendente de la ciudad, esa no es una causa certera


Yes! ¡Magia! ¡Las hamacas se mueven por culpa de la magia! ¡Qué es eso de andar buscándole explicaciones más complicadas al asunto! ¿No entiende por qué sucede algo? ¡Entonces es obra de la magia!
¿Nieva en Buenos Aires? ¡Magia!
¿Ganó Macri? ¡Magia!
¿Me quedé pelado? ¡Magia!
¡Magia! ¡Magia! ¡Magia!

Ah, dicho sea de paso, noten que según este copete quien hizo esta afirmación es un parpasicólogo. Sí, sí, ya sé, es un error de tipeo, pero me encantó el fallido. Porque "parpa" es lo que hace el pato para comunicarse. Sí, "cuac", hacer cuac es parpar. O sea que este tipo es un especialista en higos (porque, como ya dije, sico en griego es "higo", por lo que la "sicología" es la ciencia que estudia a lo que cuelga de las higueras) que hace cuac al hablar.

En fin, dejemos que parpe un poco más:


Según el estudio desarrollado por un profesional de la Universidad Argentina de Parapsicología y Terapias Alternativas


Perdonen la interrupción pero ¿Universidad Argentina de Parapsicología y Terapias Alternativas? ¡Ahora me quedo más tranquilo!
¿Tendrá algún convenio académico con la Open International University for Alternative Medicine de Nueva Delhi? ¿Y con Hogwarts?
Como sea, el señor estaba por parpar y yo lo interrumpí.


las misteriosas hamacas de Firmat se moverían solas por causa de la magia. Jorge Bustamante afirmó en un informe presentado al intendente firmatense Carlos Torres: “Luego de hacer varios estudios llegué a la conclusión de que existen una o dos personas que se dedican a lo que denominan ejercicio con la magia a fin de llamar la atención de todos los habitantes”.


“Luego de hacer varios estudios". Guau. "Varios". Recuerden la palabra. "Varios".
Y gracias a esos varios estudios llega a la conclusión que hay una o dos personas que están haciendo mover las hamacas por arte de magia para llamar la atención de sus conciudadanos. Guau. Es que hay gente que hace cualquier cosa para llamar la atención, fíjese usted.
Aunque, a decir verdad, unas hamacas que se mueven solas tampoco es algo que uuuuuhhhh. Yo les recomendaría a esta una o dos personas que se vean a Criss Angel que ese sí que sabe llamar la atención usando la magia.


El especialista analizó primero el terreno y el cerco que resguarda a la hamaca ubicada en plaza Belgrano mediante un estudio científico que arrojó resultados negativos en cuanto a la existencia de fuerzas energéticas o fenómenos sobrenaturales.


Uh, esto sí que es sabroso. Vamos por partes:
El especialista. Ser especialista en parapsicología es lo mismo que serlo en vogones o en unicornios rosados de Ganímedes. O peor, porque más o menos todos sabemos qué es un vogón o un unicornio rosado de Ganímedes, pero ni siquiera los mismos parpasicólogos se ponen de acuerdo en qué es la parpasicología.
analizó primero el terreno y el cerco que resguarda a la hamaca ubicada en plaza Belgrano mediante un estudio científico. ¿No habían sido varios los estudios? Yo creo recordar que sí, que eran varios los estudios. Eso decía el párrafo anterior de la nota, ¿no?
Bah, sea uno o varios, la cuestión es que lo hizo siguiendo el método científico, ojito, que los egresados de la Universidad Argentina de Parapsicología y Terapias Alternativas no son ningunos improvisados que afirman cosas al voleo y sin ningún sustento racional, no señor. Acá las cosas se hicieron científicamente, analizando el terreno y el cerco que resguarda a la hamaca, y este estudio científico arrojó resultados negativos en cuanto a la existencia de fuerzas energéticas o fenómenos sobrenaturales. ¡Obvio que cualquier estudio científico iba a arrojar resultados negativos en cuanto a la existencia de cosas que no existen!
Lo de fuerzas energéticas es hilarante para cualquiera con un mínimo conocimiento de física o un diccionario a mano, puro palabrerío que suena a importante pero que no dice nada coherente. A menos que esas fuerzas energéticas estén producidas por caballos porcinos al nadar por llanuras montañosas, claro está.
Lo de fenómenos sobrenaturales me preocupa en relación a la afirmación que hace el parpasicólogo acerca de la causa de por qué se mueven las hamacas (por si no la recuerdan: “Luego de hacer varios estudios llegué a la conclusión de que existen una o dos personas que se dedican a lo que denominan ejercicio con la magia a fin de llamar la atención de todos los habitantes”). ¿Es acaso la magia un fenómeno natural? ¿Eh?
¿Se estará dando cuenta este especialista de la Universidad Argentina de Parapsicología y Terapias Alternativas que está contradiciéndose? ¿Se deberá su confusión a misteriosas fuerzas energéticas? ¿O será que la una o dos personas que se dedican al ejercicio de la magia le han echado un gualicho?
¡Cosa e'mandinga!

En fin, ya se me hizo tarde y perdí demasiado tiempo con este tipo.

Cuac.

PS: Ah, y gracias a Josué Belda por descubrir la nota.