20 agosto 2006

SPAM

Entre tanta porquería de SPAM que llega por mail me llegaron otras dos porquerías, pero con un toque literario algo avant garde. Evidentemente están hechas con un generador de textos aleatorios y son unas parrafadas en inglés sin mucho sentido (bah, una más que la otra). Lo interesante (si es que hay algo interesante en el SPAM) es cómo los idiotas buscan constantemente recursos para eludir los filtros antiSPAM.

Ah, y quiero ese generador de textos ya.