17 junio 2004

Desventuras del artista incoherente

Ayer me había propuesto celebrar el Bloomsday (es decir, el mítico paseo de Leopold Bloom por Dublin) tomándome una Guiness en algún bar irlandés del centro. Las circunstancias hicieron que esto no fuera posible, así que me propuse al menos tomar una cerveza cualquiera en un bar cualquiera.
O no tan cualquiera, porque recorrí varios lugares por la zona de Alto Palermo, buscando algún bar no demasiado concheto o muy pre-telo (ustedes saben, doraditos y con mucho smowing). Finalmente encontré un bolichito cerca de la Universidad de Palermo que, por tres pesos con cincuenta te daba un litro de cerveza con tapitas de queso.
Bue... la cerveza no sólo era Brahma sino que, encima, estaba tibia, un auténtico asco. Las tapitas (es decir, rodajas de pan francés con un poco de queso mantecoso arriba) no estaban tan mal pero tampoco eran para tirar cañitas voladoras.
O sea, un festejo de mierda.

Y hoy me duele la cabeza y no me dan ganas de contar lo que hice después. Que fue bueno, interesante y más pertinente con lo literario.

Lástima.

03 junio 2004

Cosas de la Ciencia Ficción

"¿Sabe que tuve una alumna el año pasado que creyó que tenía un romance con un muchacho de su pueblo, y todo lo que habían hecho era sentarse frente a la redcom y masturbarse ante la vista del otro? ¡Separados por treinta kilómetros! ¡Nunca se habían besado siquiera!"

Esto está sacado de "Fuera de órbita" (The jagged orbit) de John Brunner, una novela de ciencia ficción de 1968 y me llamó la atención que si uno reemplaza el nombre "redcom" por "internet" (ya que en la novela es una especie de internet la redcom) lo que se tiene es una descripción del cybersexo.
¿Curioso, verdad?

La novela es buena, dicho sea de paso. Al principio molesta un poco el aire "supersónicos" que tiene, pero después se va poniendo cada vez más compleja y extraña (el tipo es considerado uno de los precursores del cyberpunk), en especial con los nombres de los capítulos:

- Una obligación es cómo un músculo: después de contraída se pone más grande y más dura.
- Está muy bien ser un miembro responsable de la sociedad siempre que uno sepa de qué se está haciendo responsable.
- Si uno tiene miedo de la oscuridad siempre puede llevar una linterna; pero no hay ninguna protección portátil y barata contra la soledad.
- Por aquí para la disgresión.
- Pregunta: ¿Quién es ese dragón con quien te vi anoche?
Respuesta: No es ningún dragón: es "esa" planta de batata.
- Tenemos unos dos millones de años de vida y los dinosaurios florecieron durante unos noventa millones de años así que con algo de suerte nos queda un buen rato.

Etcétera.

Todos los capítulos son bastante cortos (tiene cien y no es una novela muy larga) y la trama gira alrededor de un mundo dominado por los medios de comunicación y los traficantes de armas y divididos por conflictos raciales. O sea, nada parecido a nuestro mundo.

En la traducción castellana se pierde el juego de palabras de los dos primeros y los dos últimos capítulos:

UNO - PÓNGASE EN MI LUGAR
Yo-

DOS - CONTINUACIÓN DEL CAPÍTULO ANTERIOR
-islamiento

NOVENTA Y NUEVE - PÓNGASE EN MI LUGAR
Tú-

CIEN - CONTINUACIÓN DEL CAPÍTULO ANTERIOR
-nificación

O sea, en el original debería ser la separación de I-solation y U-nification, (es decir, aislamiento y unificación) dos palabras que definen todo el trayecto que sigue el argumento de la novela, de un mundo individualista a uno más solidario.

Y no sé por qué pongo esto hoy en el blog.
Tuve ganas y eso es todo.
Saludos.