31 agosto 2004

¡Mierda!

Se murió Isidoro Blaisten.
Se murió Mario Levrero.

No es justo.
No es justo.
No es justo.
No es justo.
No es justo.
No es justo.
No es justo.
No es justo.
No es justo.
No es justo.

No puedo dejar de llorar.

En serio.