22 marzo 2004

Living in poetry

Uh, cuanto hace que no escribo acá...

Hoy iba a traer unos textos que había escrito en casa (no me anda el modem y dependo de los cybercafés), pero por una misteriosa razón el mouse se colgaba caba vez que ponía un diskette, o sea, una verdadera mierda.

¡Necesito una computadora nueva!

Fui a la primera reunión del living de la poesía, un emprendimiento de las chicas de Zapatos Rojos.
¿Qué decir? Bien, es posible que vuelva a la próxima reunión y todo, pero lo que más me llamó la atención son los prejuicios (¿deberé escribir pre-juicios para que se entienda bien?) que tienen los poetas sobre la narrativa.
Y expresé mis reparos sobre la oralidad en la poesía, pero creo que nadie me entendió.

En fin.

Si se me arregla la compu, prometo desarrollar más este tema.